Soneto LIX (59)

Si nada hay nuevo, salvo lo que ha sido,
¡Cómo se engaña el cerebro que,
en su afán por crear, soporta mal
cargar otra vez lo que fue niño!
.
¡Oh, que un registro pueda llevarme atrás
al menos quinientas vueltas de las del sol
y me mostrara tu imagen sobre un libro antiguo,
cuando por vez primera la mente devino letra!
.
Y pueda yo ver cómo el mundo antiguo
decía la maravilla que compone tu figura;
O si hemos sido reparados, o mejor que ellos
o si, después de cada vuelta, a igual sitio se llega.
.
Seguro estoy que los ingenios de aquellos días
a sujetos inferiores aplaudían.

Comentario:
Los comentaristas opinan que puede haber aquí, en el primer cuarteto, una referencia a la practica isabelina de hacer que nobles de alto rango presenciaran los partos reales para evitar que un niño ilegitimo fuese introducido, si algo iba mal.
En todo caso, es un travieso soneto que pide retroceder 500 vueltas de las del padre Sol para verificar si hemos sido reparados, o si somos mejor que aquellos cantando la belleza, o si siempre estamos en el mismo lugar a pesar de tantas revoluciones. En fin, la historia de la humanidad. 
El maestro quiere regresar al momento cuando por vez primera, la mente devino letra.
Lo único seguro:
…los ingenios de aquellos días
a sujetos inferiores aplaudían.
Anuncios
Minientrada | Esta entrada fue publicada en Al amigo (1 — 126) y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.