Soneto XXIII (23)

Como un imperfecto actor en escena
Cuyos temores ponen fuera de su parte,
O como una feroz cosa de rabia saturada
Cuya exceso de fuerzas su propio corazón acaba;
.
Así yo, por miedo a confiar, decir olvido
Del rito del amor el perfecto enunciado
Y en la propia fuerza de mi amor yerro
Por el peso y poder de mi propio amor sobre cargado.
.
Deja a mi mirada ser entonces la elocuencia
Y oráculo mudo de lo que mi pecho confiesa,
Que ruega por amor y busca recompensa
Más que esa lengua que más y más lo expresa.
.
¡Ah! Y aprende a leer lo que Amor escribe en silencio:
Escuchar con los ojos es del amor fino ingenio.

Comentario:
Incompetencia para expresarse, el actor es imperfecto. Eros lo pierde. Es un animal rabioso fuera de control, que se desperdicia, se debilita. El peso es demasiado, no logra sostenerlo. La mirada habla, el ojo debe escuchar; Eros se sirve de todos los sentidos, confunde sus actuaciones a placer, en silencio. Es un dios. 
Anuncios
Minientrada | Esta entrada fue publicada en Al amigo (1 — 126), Océanos de (relativa) paz (20 — 32) y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.