Soneto XI (11)

Tan pronto como declines, te verás crecer
en uno tuyo, en aquello de lo cual te separas;
Y esa sangre fresca cuya juventud presta,
podrás llamarla tuya, cuando de tu juventud te vayas.
.
He aquí vivos sabiduría, belleza y crecimiento,
sin esto: tontería, edad y frío descenso;
Si todos pensaran como tú, las generaciones
cesarían y en tres vueltas el mundo terminaría.
.
Deja que aquellos que Natura no quiere para quedar,
paralizados, sin futuro, rudos, no estén más;
Y mira a quienes ella mejor dota, a quien más da,
a quienes tú deberías en abundancia valorar.
.
Ella te esculpió como su sello, debes tú ahora
imprimir más, no dejar que la copia muera.

Comentario:
El maravilloso tercer cuarteto nos recuerda que Natura a unos dota mejor que a otros: a los que no quiere los despacha, pero los dotados deben responder a este préstamo generoso. Imprímete como un sello. No dejes que la copia muera.
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Al amigo (1 — 126), De la procreación (1 — 17) y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.