Soneto VI (6)

No dejes al invierno de dura mano deshacer
en ti el verano, pues antes tú debes ser destilado:
Atesórate en algún lugar con los tesoros de la belleza;
Cede tu miel a algún pomo, no te vayas primero.
.
No es usura prohibida hacer a alguien
pagar feliz el interés que debe pagar;
Será para ti la semilla de otro tú,
y si diez veces más feliz, sea un diez por uno.
.
Diez veces tú mismo serás más feliz
si, diez de ti, diez veces te duplicas.
Entonces, ¿cómo podrá el olvido ir contra
tu presencia, si copiada queda para siempre?
.
No seas terco y tu arte no será conquista de lo inerte,
ni los gusanos serán los herederos de tu suerte.

Comentario:
Este soneto forma una unidad con el anterior. Cede tu miel, consérvate en un pomo antes de que tu invierno, de dura mano, deshaga tu verano.
Anuncios
Minientrada | Esta entrada fue publicada en Al amigo (1 — 126), De la procreación (1 — 17) y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.