Soneto IV (4)

Espíritu derrochador, ¿por qué dilapidas
en ti mismo el legado de tu belleza?
Natura nada da, sino presta
y, siendo pródiga, presta generosa.
.
Entonces, ¿con largueza abusas
de lo que se te dio para dar?
Inútil usurero, ¿no sabrás invertir
tan grande suma de sumas para vivir?
.
Traficando contigo solo,
tú contigo tu grato ser en duplicado,
dime, ¿cuáles serán tus cuentas
cuando por Natura seas llamado?
.
La belleza que no uses a la tumba ira contigo;
La misma que, usada, sería tu legado.

 

Soneto IV, WS

Comentario:
Continua el derroche. Natura es generosa, sí, pero nada da, presta. Y el que recibe dinero prestado debe ser sabio en su uso, o las cuentas al final no van a cuadrarEn el tercer pareado hay una referencia explícita a la masturbación: el amigo insiste en traficar él con él mismo. No usa tan grande suma de sumas para construir un legado. Aquí las ofensas van en serio: manirroto, abusador, usurero inútil y torpe para invertir bien tu capital
Ni el amigo ni nosotros aun sabemos, porque no hemos llegado al V y el maestro aun no lo ha escrito, que Natura misma crea los recursos para que algunas flores, aun perdiendo la presencia, —esto que la vista y la mano saben recorrer—, sostengan el aliento. El aliento: la esencia de la belleza. 

 

 

Anuncios
Minientrada | Esta entrada fue publicada en Al amigo (1 — 126), De la procreación (1 — 17) y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.